Croquetas.

NECESITAMOS (cantidades para 11 croquetas).
- 4 champiñones.
- Leche.
- Harina y pan rayado.
- Sal.
- Un diente de ajo.

PROCEDIMIENTO.
- Limpiamos los champiñones.
- Picamos el diente de ajo y lo salteamos en la sartén. Después añadimos los champiñones a trocitos pequeños.
- Añadimos sal y saltamos hasta el que champiñón quede duradito.
- Añadimos una cucharada supera de harina y movemos para que está se empiece a dorar.
-Añadimos leche y movemos.
Iremos añadiendo leche según la bechamel nos va a ir pidiendo; es muy importante no parar de mover la mezcla y, respecto al fuego, si lo tenemos alto deberemos de mover mucho y estar muy pendientes, por eso es mejor tenerlo a un fuego un poco más bajo y remover sin dejarnos el brazo.
- La mezcla debe de quedar espera y sabes que está lista cuando vamos a mover la mezcla y se nos queda pegada a la cuchara pero se quita de la sartén.
- Metemos la mezcla en la nevera y en una hora, aproximadamente, podemos terminar las croquetas.
- Vamos cogiendo un poco de la mezcla y hacemos bolitas a alargadas; es decir, bolitas de croquetas.
- Pasamos las bolitas por huevo.
- Calentamos aceite en la sartén.
- Posteriormente las pasamos por pan rallado y las echamos a la sartén para freír y listo, hemos terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario